7 consejos para que los directivos gestionen los conflictos en las empresas

, Author

François Huchez
gestion-conflits-entreprise.jpg

Los conflictos en las empresas son legión. Los directivos tienen que ser reactivos para resolver estos conflictos lo antes posible, cuyo impacto es especialmente negativo para la calidad del trabajo y el compromiso de los empleados. Aquí tienes 7 consejos para aliviar las tensiones lo antes posible, pero también para intentar limitar el conflicto en la empresa.

Comunícate con tus equipos

Defender un conflicto pasa naturalmente por la comunicación. Es esencial que los directivos se comuniquen constantemente, que dejen que sus equipos se expresen en lugar de esperar el punto de no retorno. Los conflictos en las empresas deben poder anticiparse al máximo para evitar un coste psicológico y económico.

Conocer a tus equipos

Es difícil comunicar cuando no conoces a tus empleados. Conocerlos significa hacer un trabajo psicológico para saber quiénes son los conductores, quiénes buscan conflictos en la empresa, etc. El objetivo es poder dirigirse a cada miembro del equipo según su carácter para evitar conflictos.

Mejorar la cohesión

Los conflictos en las empresas suelen ser consecuencia de la falta de cohesión. La tendencia actual es unir a los equipos y motivarlos. Y no faltan soluciones. Organiza comidas entre compañeros, descubre los beneficios del teambuilding que ofrece la posibilidad, en un entorno diferente, de compartir un momento de relax a la vez que se asegura de acercar a las personas.

Valora a tus equipos

Los conflictos en la empresa son a veces el resultado de tensiones por falta de valoración. Si tus empleados son eficientes, su trabajo es de alta calidad y se entrega a tiempo, saber decirlo, es una gran manera de motivar a las tropas.

Implementar un sistema de gestión del tiempo

El conflicto empresarial puede estar relacionado con un aspecto legal y financiero. De hecho, un simple error en una nómina, un mal cálculo de las horas extras, y todo puede dar un vuelco. Utilizando un reloj de fichar, una herramienta totalmente imparcial, evitarás muchos conflictos.

Asume tu papel de mediador

Si el conflicto involucra a miembros de tu equipo, asegúrate de intervenir para aliviar las tensiones y que la situación no vaya a más. Pero ojo, tu papel como directivo no es resolver todos los problemas, sino apoyar a las personas implicadas.

Traer una solución rápidamente

Los conflictos tienen un coste real para la empresa. Cuando las tensiones aumentan, los empleados no quieren venir a trabajar. Ausencia por enfermedad, trabajo descuidado, eso es lo que pueden provocar estos conflictos. La función del directivo es intervenir de inmediato para resolver los problemas en la empresa.

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *