Actionco.es

, Author


¿Qué es la teoría del color?

Esta teoría define cuatro grandes familias de comportamiento simbolizadas por colores:
-Rojo, por la rapidez, el sentido del desafío, la voluntad de éxito, la autonomía, la exigencia, el espíritu de conclusión…
-Amarillo, por la simpatía, el optimismo, la agilidad, la creatividad, el entusiasmo, el humor, la fluidez oral…
-Verde, por la calma, la discreción, la empatía, el respeto de los valores, atención, fiabilidad, estabilidad…
-Azul, por el rigor, la precisión, la organización, la planificación, la búsqueda de la perfección, el respeto de las normas y las reglas…
Representar los comportamientos preferidos por uno y por sus interlocutores permite adaptar su comunicación para hacerla más convincente.

¿Cómo es de útil para gestionar un equipo?

Es un método muy útil para «gestionar» a los propios empleados de forma adecuada. Así, un jefe de ventas que sepa delegar confiará a un vendedor Rojo una misión importante con obligación de resultado, presentada como un reto; a un vendedor Amarillo la animación de una salida o un desafío, convocando su creatividad; a un vendedor Verde una misión de confianza, a largo plazo, o de fidelización; a un vendedor Azul un estudio comparativo o el análisis preciso y estructurado de un mercado o de un competidor.

¿Qué colores para qué tipos de gestión?

Un directivo rojo lidera a su equipo de forma más directiva, poniéndose como ejemplo, fijando objetivos ambiciosos, exigiendo un rendimiento de alto nivel. Para un director amarillo, que es más bien un «facilitador», la diversión es el motor de la eficacia de su equipo; decididamente optimista, mantiene un ambiente relajado y amistoso. Un directivo verde tiene un estilo de gestión «participativo»; benévolo y empático, basa sus acciones en las expectativas de sus colegas, más que en sus propias convicciones. Un gestor azul es un estratega, organizador, planificador; favorece el análisis ascendente y el control estricto descendente, con el apoyo de indicadores de rendimiento muy estandarizados.

Gestionar los conflictos, estimular… ¿cómo puede ayudar la teoría del color?

Este método permite adaptar el lenguaje, los comportamientos y las tácticas a cada colaborador o situación, para una gestión personalizada, ¡por tanto más eficaz!
Hay un comportamiento coloreado para cada misión directiva como el Amarillo, para establecer herramientas de animación dinámicas y motivadoras, acciones originales, transmitir un clima positivo al equipo; el Azul, para establecer indicadores de medición eficientes, planes de acción estructurados, redactar actas de reuniones..; Verde, para realizar entrevistas de evaluación anuales, justas y participativas, formar a los miembros del equipo, promover los valores de la empresa; Rojo, para tirar de su equipo hacia arriba, inculcar la sensación de éxito, arbitrar…

Para ir más allá:

Manager avec les couleurs de Brigitte Boussuat, Patrick David, Jean- Marie Lagache
Editeur Dunod. Febrero de 2013 – 2ª edición – 288 páginas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *