Cine de Nueva Caledonia

, Author

Los inicios del cine de Nueva CaledoniaEditar

Inventado en la década de 1890, el cine no tardó en llegar a Nueva Caledonia, donde las primeras proyecciones cinematográficas tuvieron lugar en Numea ya en 1897. Thomas Walter Hickson, un antiguo jockey australiano, llegó a Nueva Caledonia en 1895 y abrió el Grand Cinema, la primera sala de proyección local.

Ya en la década de 1930 se rodaron películas de recuerdo en película de 8 mm. La mayoría de estas cintas están archivadas en los Archivos de Nueva Caledonia o en el Centro Cultural Tjibaou.

En 1910, el Modern Cinéma, de Jean Chenevier, fue la primera sala de proyección, sobre un generador, con acompañamiento musical de piano.En 1912, el Grand Cinéma Calédonien le hizo la competencia.En 1930, se abrió la tercera sala, el Central Ciné Théâtre, que se convirtió en el Rex.

En 1935, el Grand Théâtre permitió la proyección de las películas habladas de André Hugon ː La Tendresse.

Los años 1960-1970: el nacimiento del WesternEdit de Nueva Caledonia

En 1957, el joven cineasta Paul K. Dupré rodó su primer cortometraje en 8 mm: La muerte de Calígula, emperador de Dios. En 1967 dirigió Diana, un thriller policíaco de treinta minutos rodado en formato de 16 mm.

Entonces, mientras la O.R.T.F. Télé Nouméa creada en 1965 (que se convertiría en FR3-Nouvelle-Calédonie, en 1975, y en RFO Nouvelle-Calédonie, en 1982) sólo emitía algunos noticiarios de televisión local, Paul K. Dupré, proyeccionista en Numea, comenzó a rodar largometrajes, afirmando ser un «cineasta aficionado» y dio origen a un estilo cinematográfico local: el western neocaledonio. Los paisajes de las llanuras salvajes que se encuentran en la costa oeste de la isla no se diferencian del Oeste americano y, por tanto, ofrecen escenarios naturales propicios para este género cinematográfico.

Estos westerns suelen contar la vida de los pioneros de origen europeo en la época de la Nueva Caledonia colonial y los enfrentamientos con las poblaciones melanesias, o más sencillamente historias supuestamente ambientadas en el salvaje oeste americano. Paul K. Dupré seguirá siendo el representante más notable de esto, con películas como Cuando llegó el tiempo de los pioneros (1968), Polvo de sangre (1972) o Masterson y Madden (1976).

Los años 80-90: la diversificación del cine neocaledonioEditar

Paralelamente a los programas realizados localmente por RFO Nueva Caledonia, Paul K. Dupré rodó en 1980 La montaña de las fuentes, una película sobre las leyendas canacas. También alterna el thriller (Sam en 1977 o M as in murder en 1984) con una película de anticipación (L’âge de cendre, 1984).

A principios de los años 80, las cámaras VHS se difunden en el mercado neocaledonio, sucediendo al formato familiar Super 8, así como a los formatos Betamax y Betacam, para los profesionales de la imagen, hasta llegar al pequeño Hi-8 a principios de los 90. Estos eran ya los inicios de la democratización del cine en Nueva Caledonia.

Paul K. Dupré fundó el Grupo Edison y formó a aficionados al cine para que realizaran cortometrajes amateur, como su hija, Daina Dupré, así como Alain Houdan, Alain Pactat, Yan Delage, Jimmy Janet.

También se funda la asociación Sci-Fi Club de Nouméa, en diciembre de 1985, que reúne a los jóvenes en torno a una pasión: la fantasía, la ciencia ficción en el cine, la literatura, el cómic.

A partir de 1986, varios miembros realizaron cortometrajes amateur sobre diferentes temas del cine de género. Algunos de estos miembros tomaron clases particulares con Paul K. Dupré, y algunos todavía, se convirtieron en directores profesionales en Nueva Caledonia como Jimmy Janet.

En la lógica de Mélanésia 2000, en 1975, y luego durante la inversión de la mayoría en la Asamblea Territorial, en junio de 1982, Jean-Marie Tjibaou se convirtió en vicepresidente del Consejo de Gobierno de Nueva Caledonia en junio de 1982.

En octubre del mismo año, creó la Office culturel scientifique et technique canaque (OCSTC) produciendo una serie de documentales en el marco de la futura recopilación del patrimonio oral canaco. Sustituida por la Office néo-calédonien des cultures, la OCSTC dio paso en 1988 a la agencia para el desarrollo de la cultura canaca (ADCK), en el marco de los Acuerdos de Matignon.

En 1988, se creó el bachillerato audiovisual A3 a instancias de Marie-Paule Veyret en el Liceo Lapérouse de Numea, antes de convertirse en bachillerato L con opción de cine en 1996. Varias generaciones de estudiantes de bachillerato de Nueva Caledonia se inician así en las artes audiovisuales, realizando sus propios cortometrajes de examen.

Aunque estos jóvenes a menudo tengan que abandonar Nueva Caledonia para continuar en este camino. Sobre todo por la inexistencia de estructuras de formación privadas o de enseñanza superior en este ámbito. Esto, en ninguna de las tres provincias de Nueva Caledonia, a pesar de la existencia de una escuela de artes plásticas en Noumea, durante la década de los 90.

Al no tener asegurada la contratación para su regreso de los estudios, y menos aún en los últimos años, los estudiantes neocaledonios, han tenido durante mucho tiempo como únicas opciones, realizar trabajos por cuenta propia o ser contratados en Nueva Caledonia 1ª, o crear su propia empresa.

Y esto, y en 2013, por cuestiones políticas de Nueva Caledonia, sólo los directores bajo contrato con el canal de televisión estatal o con casas de producción metropolitanas, pueden pretender estar afiliados al Centro Nacional de Cine e Imagen en Movimiento (CNC). Todavía no se ha establecido ningún estatus administrativo por parte de la Provincia del Sur, y su Oficina de Acogida de Viajes (BAT), ni por parte del Gobierno de Nueva Caledonia y su «cabaña de artistas».

Durante la década de los 80, las tensiones políticas entre comunidades eran elevadas en Nueva Caledonia. Alcanzaron su punto álgido con la toma de rehenes de Ouvéa en 1988. En respuesta a esto, y luego a los Acuerdos de Matignon, la ADCK (Agencia para el Desarrollo de la Cultura Canaca) organizó residencias con los Ateliers Varan para asegurar la producción local de documentales.

Directores como Désiré Kabwa Menrempon, Elie Peu, Brigitte Whaap y Brigitte Travant son los representantes actuales. El medio VHS, luego digital, ya participa, desde principios de los años 90, en la recopilación del patrimonio oral canaco del ADCK. Apoyado por un archivo privado y nominativo por zonas consuetudinarias operado por Emmanuel Kasarérhou. A continuación, por Emmanuel Tjibaou, dentro del Departamento de Patrimonio e Investigación de la ADCK.

El Centro Cultural Tjibaou seguirá participando, durante la década de 2000, en la creación y producción de documentales y vídeos artísticos relacionados con la cultura canaca en el eje político del Acuerdo de Numea.

Así, Gilles Dagneau rueda varios documentales, para la ADCK o producidos por AAA Productions como Tjibaou, le pardon, Tjibaou, la parole assassinée, Le gendarme Citron y mediometrajes de ficción (Tiâno, la parole déchirée).

En los años 80 y 90, además del Centro Territorial de Documentación Pedagógica (CTRDP), varias productoras y realizadores independientes rodaron documentales emitidos en la RFO 1 y 2. Es el caso de Pierre Tripodi, J.F. Huglo, Pascal Szymanski (Alligator Productions).

La década de 2000: la culminación de la democratización del cine amateur neocaledonio hacia su profesionalización.Editar

Con el auge de la tecnología digital y la democratización de la edición de vídeo, el cine amateur neocaledonio va a experimentar una importante evolución desde finales de los años 90. Además, se fomenta la creación con la creación del concurso de cortometrajes establecido por el Festival de Cine de La Foa (creado en 1999).

En este sentido, videoartistas como Manuella Ginestre, Roland Rossero, Alex Bardel, Olivier Gresse, Jean-Michel Boré (ingeniero del Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Nueva Caledonia y especializado en imágenes submarinas dentro de temas de ficción), Fabien Cailleau, David Minguez (primer videoartista independiente que popularizó la animación 3D, antes de unirse para crear la productora Banana Studio), Michel Besse, Stéphane Baillet, Jimmy Janet, Claude Beaudemoulin, Vincent Lépine, Jessy Deroche, Matthieu Perrochaud o Jeoffrey Dumont, Christophe Martin, Clément Bouchet y Benjamin de los Santos se están dando a conocer por sus producciones de calidad, en géneros muy diferentes.

Más recientemente, Erwann Bournet y Christophe Maunier (de Ninja Prod.) también se están dando a conocer con el Maratón de la Imagen. También están surgiendo algunos jóvenes videógrafos de otros concursos de cortometrajes, como el CGA. El Maratón de la Imagen, que es un concurso creado en 2007 y que participa en la educación de la imagen, se extenderá en 2011 a la Provincia Norte de Nueva Caledonia.

Desde 2004-2005, la misión del Bureau d’accueil des tournages de la province Sud en Nouvelle-Calédonie (BAT) es permitir que las producciones francesas y extranjeras (largometrajes, cortometrajes, programas de televisión, anuncios, documentales…) realicen sus proyectos cinematográficos en todo el territorio y las islas de Nueva Caledonia. Gracias a la ayuda de la exploración previa y a las propuestas de los técnicos y actores residentes en el territorio.

A partir de 2005, la Provincia Sur participará en la ayuda a la creación audiovisual, proponiendo concursos de guiones y ayudas a la realización de cortometrajes.

De 2008 a 2011, florecieron en Numea nuevas profesiones independientes, gracias a la multiplicación de los rodajes de documentales metropolitanos, así como a la inmigración procedente de la Francia metropolitana favorecida por los rodajes efímeros, y luego por la crisis económica: guionistas, cinematógrafos, sonidistas, maquilladores, directores de reparto, directores de escena, directores de producción.

En la lógica de la salvaguardia y del patrimonio de Henri Langlois, la Provincia del Sur ha creado un archivo de consulta en intranet en el Centro Cultural de Tjibaou, en el Centro Sociocultural de Païta, en la Biblioteca Bernheim, así como en la BAT, de cortometrajes de ficción de Nueva Caledonia con Courts-en-Ligne.

Ante la producción de películas de ficción locales de calidad, varias asociaciones han comenzado a promover estas producciones. Es el caso de Kassiopée y sus Carrefours des Arts de 2005 y 2006 (en el Château Hagen y el Faré de Magenta), o de Cri du Cagou con sus festivales de 2007 y 2008 (en el centro de arte de Numea). De manera más institucional, el cine Rex de Numea y el Centro de Arte de Numea (asociación Calciné) están muy implicados en la creación de cortometrajes y el uso de diversos medios digitales dirigidos a los jóvenes.

Desde 2006-2007, se han creado numerosos talleres audiovisuales en las escuelas, impulsados por el establecimiento de un estatus de marco en forma de intervenciones artísticas, por parte del Vicerrectorado de Nueva Caledonia, la Misión de Asuntos Culturales, que se convirtió en la Dirección de Asuntos Culturales y Costumbres en 2009, como parte de la transferencia de competencias al Gobierno de Nueva Caledonia.

Desde 2008, Internet se ha convertido en una puerta de entrada para muchos cineastas aficionados de Nueva Caledonia que utilizan las redes sociales y diversos blogs para darse a conocer. Este es el caso, en particular, de Clément Bouchet y Benjamin de los Santos (de ZM Prod.), que popularizaron su cortometraje de terror Zombie Madness de esta manera en 2008.

Los intentos de Web-TV se propusieron en 2008, con Tatele.NC, en 2009 con La Télé du Cagou, y luego en 2011 con Koodji TV. Un enfoque que se está haciendo más claro en los últimos años.

A medida que el acceso a Internet y a las herramientas de producción, como la HD (Alta Definición), se hacen accesibles a todo el mundo. Así, en 2012 y 2013 aparecieron dos webseries de ficción, realizadas por jóvenes videógrafos amateurs, con la de XD Prod. y más concretamente con The Two. Una serie centrada en el tema del destino común de los jóvenes. Pero ya, desde 2011, el joven cómico Kingätz también propuso, un anticipo de las webseries con sus desvíos paródicos de películas clásicas en YouTube.

En 2012-2013, la creadora del blog femenino Mademoiselle L. también probó suerte en la emisión de una miniserie web de humor.

Desde 2005, varias asociaciones culturales, animadas por la prensa independiente como Les Infos y Le Chien Bleu animarán a Nouvelle-Calédonie 1re a promover los cortometrajes locales creando, en 2008, el programa Storyboard conducido por Jessy Deroche, así como el programa Zic Clip, en 2011, conducido por Janice, permitiendo a muchos videastas independientes recibir honorarios de difusión.

En 2007, Nouvelle-Calédonie 1re, también compró a Imagin’ Productions una serie de comedia de dos temporadas, Chez Nadette que es la segunda serie de televisión totalmente local (después de «Une Famille très Pacifique» realizada en 2002 por Télévision Éducative). Le seguirán Wouk d’après vous, en 2009, de Banana Studio, Taxical, en 2011, de Tita Productions, así como Les Margouilles, en 2013, también de Banana Studio. Sin embargo, ya se había producido y emitido una miniserie interactiva para adolescentes en Nouvelle-Calédonie 1re, en 2002, gracias a Télévision Éducative (TVE) con Une famille très Pacifique. A partir de 2011, la producción local de documentales sigue este mismo camino, y se acentúa con la creación del programa Itinérance conducido por Patrick Durand-Gaillard.

En la provincia del norte, tras los nuevos talleres de Varan que se imparten en Koné, la creación del festival de documentales, Ânûû-rû âboro, en 2007, que se convierte, con los años, en productor y difusor, ha permitido la aparición de nuevos directores de documentales neocaledonios.

Sus películas se exportan regularmente en varios festivales de la región del Pacífico. También en el norte, en 2011-2012, la creación del canal NCTV en la Provincia Norte permitió la formación de jóvenes directores de reportajes y vídeos musicales.

También existen directores y productores de documentales independientes, desde hace varias décadas, en la Provincia Sur. Actualmente, las más activas son Neo Productions, Imagin’ Productions, Concept production, Melting Prod, y algunas otras empresas.

El cómico Francky Lewis codirige con Bruno Rouvière y André Gaspard, el largometraje de ficción de humor, Plus jamais sans ma sœur en 2011, que se editará directamente en DVD.

La profesionalización de los guionistas aún no existe en Nueva Caledonia, su trabajo aún no está protegido por la Sociedad de Autores, Compositores y Editores de Nueva Caledonia (SACENC), y esto a pesar de algunos cursos de formación impartidos en la Provincia Sur, sólo hay que destacar algunos casos marginales: el de Karine Briand

Es ganadora del concurso de guiones ofrecido por la Provincia Sur en 2008. Ofreció su guión y su premio al director Fabien Cailleau para la película Mademoiselle Rose (2011). En cuanto al periodista, Fabien Dubedout, ofrece regularmente su participación amistosa, en cortometrajes y clips de Nueva Caledonia.

Más recientemente, el cine de Nueva Caledonia parece estar experimentando un punto de inflexión con el estreno de Ni 28. Un largometraje fantástico de calidad profesional, y operado en los multicines Noumean, en 2013.

Una obra protagonizada por un joven héroe (interpretado por Florent Bouygues) que se enfrenta a los muertos vivientes infectados por un misterioso virus. La película fue dirigida por Terence Chevrin y producida por la productora Niaouliwood. La película se anuncia como la primera entrega de una trilogía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *