Cine Mexicano – Nueva Ola de Cine Mexicano

, Author

Cine Mexicano

La Nueva Ola de Cine Mexicano

El cine mexicano contemporáneo se está abriendo a la escena internacional desde la década del 2000, garantía de un renacimiento de la creatividad artística y de una apuesta económica por los jóvenes cineastas con talento. Amours chiennes (2000) muestra sus colmillos en la gran pantalla el día en que Vicente Fox llega a la presidencia del país: un gran punto de inflexión para una nueva generación de cineastas, que hasta entonces había permanecido más o menos a la sombra de las superproducciones gobernadas por un PRI (Partido Revolucionario Institucional) autoritario.

La película de Alejandro González Inárritu, una compleja historia de lo inesperado tejida con un telón de fondo de sexo, violencia y sátira social, se convirtió en el «manifiesto» de una tendencia liberada de la financiación gubernamental y, al mismo tiempo, del «hollywoodismo» obsesivo-compulsivo del que adolecía la mayor parte del cine mexicano en los años ochenta y noventa. Unos meses más tarde, el éxito de taquilla de Y tu mamá también (2001), de Alfonso Cuarón, marcó el inicio de esta «buena onda» o «nueva ola» de la producción mexicana.
Estos primeros triunfos permitieron la aparición de nuevos cineastas y sus protagonistas, entre los que destaca el actor-director Gael García Bernal, que se convirtió rápidamente en el rostro del joven cine latinoamericano. Hollywood y el mundo entero tienen ahora un ojo puesto en la producción mexicana.

La particularidad de estas películas es la escrupulosa puesta en escena de México. Un México complejo, fragmentado entre la riqueza y la precariedad, donde la bonhomía latina tropieza con el instinto de un país endurecido por la violencia, donde el «Primer Mundo» choca con las costumbres confusas de una colonia post-norteamericana. Matices encontrados en la pantalla en 2005 en Batalla en el cielo, filmada por la cámara más sensual e introspectiva de Carlos Reygadas.

Ya director de Japón, una auténtica conmoción estética premiada en Cannes en 2002 (Caméra d’or), también ganó el Premio del Jurado en el Festival de Cannes en 2007 con su película Luz silenciosa.

El cine de Carlos Reygadas se compone de un lirismo crudo, de pulsaciones contemplativas y barrocas, que lo convierten en hijo espiritual de Arturo Ripstein y nieto de Luis Buñuel. Su cine refleja esta sexualidad morbosa unida a la presencia omnipresente de Dios en la sociedad mexicana.

Esta nueva ola de cineastas mexicanos llegó a las costas americanas y europeas a través de festivales que los colmaron de premios, pasando también por cooperaciones cinematográficas de gran envergadura: el español Pedro Almodóvar dirigió a Gael García Bernal, en La Mauvaise Education, este último consiguió el papel protagónico junto a Charlotte Gainsbourg en la película de Michel Gondry La ciencia de los sueños , mientras que Alfonso Cuarón dirigió la tercera entrega cinematográfica de las aventuras de Harry Potter.

Los directores se internacionalizan haciendo películas en Estados Unidos o Europa protagonizadas por los más grandes actores: Brad Pitt y Sean Penn en Babel y 21 gramos, de Alejandro González Iñárritu, respectivamente, Clive Owen y Michael Caine en Hijos del hombre, de Alfonso Cuarón. A pesar de esta internacionalización, estos cineastas siguen vinculados entre sí por sus orígenes culturales y por proyectos cinematográficos comunes.

El director Guillermo Del Toro, que saltó a la fama en los años 90 con sus películas de género, entre las que destaca Cronos en 1997, se dio a conocer fuera de su país con su adaptación del cómic estadounidense Hellboy en 2004 y 2008. Logró el reconocimiento de la crítica y el público con su película El laberinto del fauno, producida por el también mexicano Alejandro González Iñárritu.

Revivida, regenerada, la producción mexicana vive ahora una nueva edad de oro. El hecho de que sus cineastas estrella no la abandonen del todo por Hollywood, sino que regresen con regularidad y se impliquen permanentemente, está creando una verdadera dinámica entre México y el resto del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *