Coaching

, Author

Sería fácil creer que el coaching en las empresas sólo está orientado a que los empleados rindan más, a borrar sus «defectos profesionales» o a desarrollar su potencial.

El coaching se utiliza para alcanzar objetivos difíciles de conseguir en solitario, para lo que es mejor estar acompañado para beneficiarse del feedback y de una visión externa de la propia situación. Algunos empleados tienen en mente representaciones que les frenan o bloquean. A continuación, el entrenador propone opciones de actuación para cambiar la situación. El coaching es ante todo un espacio privilegiado de debate. La confidencialidad y la escucha activa favorecen una libertad de palabra que permite expresar preguntas, dudas y temores para encontrar soluciones a los problemas y prever el futuro con más serenidad. En este sentido, el coaching no está reservado a los grandes jefes.

¿A quién va dirigido el coaching en las empresas?

La mayoría de las empresas reservan el coaching a los altos cargos, a los ejecutivos o a los empleados con un «alto potencial». Algunas empresas no hacen esta elección restrictiva y también ofrecen coaching a los empleados que están o se ponen en riesgo de burnout. El coaching puede dirigirse a cualquier persona que tenga dificultades en su carrera, ya sean relacionales o profesionales. Empleados jóvenes, que acaban de iniciar su vida profesional, empleados sobreinvertidos o desmotivados, y otros, por el contrario, próximos a la jubilación.

Los objetivos concretos del coaching en las empresas

Los objetivos del coaching en las empresas han evolucionado en los últimos años: las empresas ofrecen con mayor facilidad un apoyo dirigido a restablecer el equilibrio entre la vida privada y la profesional, para evitar el burnout. De hecho, a menudo son los empleados muy implicados los que necesitan dar un paso atrás. Estos objetivos más personales suelen ir asociados a objetivos profesionales como la mejora de la delegación en los equipos, la gestión del tiempo, la priorización de los expedientes…

Para los directivos y altos ejecutivos, el coaching ayuda a acompañar la asunción de una función de alto riesgo para asumir nuevas responsabilidades con confianza.

Encontrar las claves a través del coaching empresarial

Más allá del desarrollo del liderazgo, el directivo podrá encontrar herramientas y medios para gestionar mejor las situaciones conflictivas. Entre las claves del coaching: liderar un diálogo social tenso y adaptar el discurso y los mensajes clave en función de los interlocutores (equipo, jerarquía, interlocutores sociales), optimizar el diálogo social y la credibilidad directiva

El reto directivo suele estar en acompañar a los equipos para que se adapten a un cambio de cultura, de entorno o de estrategia.

El interés del coaching será tratar en sesiones de trabajo situaciones concretas que se hayan planteado para identificar patrones de comportamiento alternativos. También puede ser una oportunidad para prepararse para situaciones que se presentarán como una entrevista de evaluación anual, un comité de empresa, una reunión de equipo…

¿Cómo elegir a tu coach?

Los buenos coaches no son sólo coaches certificados o acreditados. Lo importante es sentirse cómodo con la metodología propuesta, que no se puede confundir con el trabajo de un psicoterapeuta.

Para que el coaching empresarial sea exitoso, se trata de conocer a varias personas para determinar con quién se querrá trabajar, y eliminar a las que no serán adecuadas. La primera reunión debe ser un momento de intercambio, de escucha, de compartir información y métodos. El coach debe ser capaz de presentar su visión y sus métodos, lo que adhiere y lo que no considera como coaching, por ejemplo evitando el aspecto «psicologizante».

El coaching no es una terapia aunque ambos métodos privilegien la escucha benevolente, la ausencia de juicios y la confidencialidad.

Un coaching apunta sobre todo al bienestar laboral del empleado y por lo tanto se dirige a todos. Se vive entonces como una forma de reconocimiento.

Ya sea en el marco de un coaching, de una recolocación o de una evaluación/reformación de competencias o de una reclasificación, MpI Conseil se esfuerza por ofrecer un espacio privilegiado para que la persona a la que acompañamos pueda hablar. La confidencialidad y la escucha activa favorecen una libertad de palabra que permite expresar los cuestionamientos, las dudas, los temores para encontrar soluciones a los problemas propios y prever el futuro con más serenidad.

Los diferentes tipos de coaching corporativo que ofrece MpI Conseil

MpI Conseil acompaña las siguientes funciones en el coaching:

  • Coaching ejecutivo
  • Coaching de directivos
  • Además, el coaching puede acompañar o asegurar las siguientes situaciones

    • Recalificación profesional destinada a cambiar de trayectoria o profesión
    • Reposicionamiento profesional: convertirse en emprendedor o intraemprendedor, impulsar la carrera profesional
    • Inicio en un nuevo puesto: Acceso a un puesto de gerente de un gerente, o puesto directivo
    • Evaluación de reclasificación profesional en el contexto de una situación de inaptitud o discapacidad
    • Colocación
    • Evaluación de habilidades con coaching

    coaching

    A veces me pregunto si en equilibrio, es mejor
    avanzar en la dirección equivocada o retroceder en la correcta

    Un poco de lectura 😉

    • Entrenamiento y matemáticas: Un amor a la razón

    https://www.rhinfo.com/thematiques/developpement-professionnel/coaching-et-mathematiques

    • ¡Coaching siempre!..estoy interesado en ti o en el valor del coaching corporativo

    • Fin de clap……de carrera

    https://www.lesechos.fr/idees-debats/cercle/cercle-181500-clap-de-fin-de-carriere-2168306.php#eFhBG2hJTh2q0gwG.99

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *