El coral, una piedra orgánica, sus características y virtudes

, Author

El coral, cuyo nombre proviene del griego korallion, es una secreción calcárea (compuesta por carbonato cálcico) que constituye el soporte de una colonia de polípteros marinos de la familia del coral. El coral negro Anthipathes pertenece al grupo de los Hexacorallia Antipatharia. De hecho, el coral está formado por animales coloniales madreporarios. De formas y tamaños variados, están ampliamente distribuidos en las aguas costeras tropicales y no sólo crecen en los mares cálidos, también se encuentran en los mares fríos de Escandinavia, Gran Bretaña y la Península Ibérica.

Color: blanco, rojo, negro, rosa, dorado

Origen: Islas Canarias, Archipiélago Malayo, Australia, Mediterráneo, Japón, Escandinavia, Gran Bretaña, España, Mar Rojo, Golfo de Vizcaya, Francia

Símbolo: De fuerza vital

Historia y uso: Según una leyenda griega, se dice que el coral son gotas de sangre derramadas por Medusa, una de las Gorgonas. Sería su cabeza cortada por Perseo, que se habría transformado en coral.

El coral se conocía y se utilizaba ya en la prehistoria: se descubrieron incrustaciones y adornos de objetos hechos de coral en tumbas celtas del periodo de La Tène (Edad de Hierro reciente). En la época romana, los centros de trabajo se situaban en Asia Menor, en Esmirna y Magnesia. Al coral se le atribuyeron varias virtudes que se desarrollaron después de la Edad Media: se suponía que esta piedra orgánica alejaba los asesinatos, detenía las hemorragias, preservaba de los genios malignos y calmaba las tormentas y las tempestades, alejaba los terrores de pánico, las pesadillas, y también curaba las enfermedades oculares y facilitaba el crecimiento de los dientes. Se llevaba como amuleto para alejar el mal de ojo y se utilizaba mucho en las prácticas de magia negra.

En Italia, los hombres llevaban pequeños cuernos tallados en coral y las mujeres, bolas. Desde la época del Renacimiento hasta mediados del siglo XX, las joyas de coral estuvieron muy de moda. Hoy en día, siguen siendo apreciados en Oriente y en el Mediterráneo, especialmente en Italia. La reina Margarita de Saboya mandó hacer un adorno de coral extraído de la bahía de Nápoles. Se pueden admirar en los museos dedicados al coral soberbias piezas A Tosashmizu, en Japón o en Italia cerca de Torre del Greco.

El coral es una piedra sagrada para los tibetanos y es una de las siete joyas del budismo sino-japonés.

Aparte de la fabricación de joyas o artículos de decoración, el coral también se utiliza en cirugía para la reconstrucción de huesos.

Signo del zodiaco: piscis, aries, toro, géminis, cáncer, león, virgo, libra, escorpio, capricornio

Chakra: corazón, raíz

Purificación y carga: ninguna ya que el coral no retiene las energías absorbidas

Virtudes psíquicas: en litoterapia se utiliza esta piedra por su aporte de energía, vitalidad y alegría de vivir. Ayuda a la relajación y a una mayor flexibilidad, a resolver problemas emocionales y favorece la visión interior y la meditación.

Virtudes físicas: el coral es una piedra orgánica tónica general, ideal para las mujeres. Como elixir, el coral fortalece el corazón, el sistema circulatorio e influye en el metabolismo activando la glándula tiroidea y, por tanto, eliminando las toxinas más fácilmente, la calidad de la sangre mejoraría. También fortalece la columna vertebral y se recomienda para el ciclo menstrual y contra los pies fríos, las varices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *