Empresario, ¿qué causas pueden comprometer su responsabilidad civil o penal?

, Author


¿Cuál es la diferencia entre la responsabilidad civil y la penal?

La responsabilidad civil permite reparar un perjuicio por los daños causados a un tercero. La responsabilidad penal, en cambio, obliga al autor o al cómplice de un delito a responder de sus actos ante toda la sociedad. Así, un mismo hecho puede dar lugar a la responsabilidad civil y penal del directivo.

Lea también: Las relaciones difíciles con un proveedor o un cliente, recurren a la mediación de empresas.

¿En qué situaciones se compromete la responsabilidad civil del directivo de la empresa?

La responsabilidad civil del directivo de la empresa se puede comprometer si se demuestra que ha cometido una falta que ha causado un perjuicio a la propia empresa o a un tercero. Puede incurrir en ella, por ejemplo, un socio que actúe a título individual, la propia sociedad o un tercero.

Caso de responsabilidad civil frente a terceros

La responsabilidad civil del administrador por culpa frente a terceros de la sociedad sólo puede cuestionarse si su culpa es separable de sus funciones y puede imputársele personalmente.

¿Qué faltas pueden implicar su responsabilidad civil?

La responsabilidad civil de un administrador de una empresa puede ser cuestionada por varios tipos de faltas, entre ellas:

  • Faltas de gestión
  • Incumplimiento de los estatutos, como el acuerdo previo de los socios para determinadas decisiones
  • Incumplimiento de las leyes o reglamentos aplicables a las sociedades
  • Incumplimiento de las obligaciones fiscales si el pago del impuesto de sociedades ha sido imposibilitado por el administrador
  • Competencia desleal respecto a su propia empresa.

Lea también: ¿Cuál es el papel de la inspección de trabajo?

¿En qué situaciones se compromete la responsabilidad penal del administrador de la empresa?

La responsabilidad penal del administrador de la empresa se puede comprometer aunque no haya participado personalmente en el delito y aunque no se constaten daños. El mero hecho de infringir un texto penal es suficiente para que su responsabilidad esté implicada.

La acción penal la inicia siempre el fiscal, que representa los intereses de la empresa y la encarna un magistrado que representa al Estado. Al mismo tiempo, las víctimas del delito pueden constituirse en parte civil, es decir, solicitar al juez una indemnización por los daños sufridos. Pueden ser terceros (personas físicas, jurídicas, asociaciones…) o socios.

¿Qué faltas pueden implicar su responsabilidad penal?

La responsabilidad penal del administrador de la empresa puede estar implicada en varios tipos de delitos, como:

  • fraude fiscal
  • falsificación y falsificación por escrito
  • malversación
  • descuido de las normas de seguridad
  • infracciones aduaneras
  • infracciones medioambientales
  • engaño sobre la calidad del producto vendido.
Casos de exoneración de la responsabilidad civil del administrador

La responsabilidad civil del administrador de la empresa no está implicada en los siguientes casos:

  • si el administrador de la empresa puede demostrar que no pudo influir en el comportamiento del infractor
  • si delegó sus facultades en una persona con competencia, autoridad y medios para exigir su cumplimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *