Guía clínica #413: Tratamiento quirúrgico del prolapso genital apical en la mujer

, Author

Objetivo: Comparar las tasas de éxito y de complicaciones de los procedimientos de suspensión apical para el tratamiento del prolapso sintomático de la cúpula uterina o vaginal.

Población diana: mujeres con prolapso de cúpula uterina o vaginal sintomático que buscan tratamiento quirúrgico.

Opciones: Los procedimientos abordados son los métodos reconstructivos apicales por vía abdominal (colposacropexia, histerosacropexia o histeropexia con suspensión en los ligamentos uterosacros) mediante cirugía abierta, laparoscópica o robótica; métodos reconstructivos apicales vaginales (suspensión de la cúpula vaginal o histeropexia, sacroespinofijación, suspensión del ligamento uterosacro, suspensión del músculo iliococcígeo, culdoplastia de McCall o amputación cervical); y procedimientos obliterativos vaginales (con o sin útero in situ). Se compararon procedimientos individuales o categorías amplias de procedimientos: (1) Reconstrucción vaginal frente a reconstrucción abdominal, (2) procedimientos reconstructivos abdominales, (3) procedimientos reconstructivos vaginales, (4) reconstrucción por histerectomía con suspensión frente a reconstrucción por histeropexia, y (5) opciones reconstructivas frente a obliterativas. RESULTADOS: El comité de uroginecología seleccionó los siguientes resultados clínicos: Fracaso objetivo (obtenido mediante sistemas validados de cuantificación del prolapso genital y definido como fracaso global objetivo y tasa de fracaso por compartimento); Fracaso subjetivo (reaparición de la sensación de abultamiento determinada subjetivamente, con o sin el uso de un cuestionario validado); Reoperación por prolapso genital recurrente; Complicaciones postoperatorias de trastornos miccionales (incontinencia urinaria de esfuerzo de novo o postoperatoria; reoperación por incontinencia urinaria de esfuerzo de novo, persistente o recurrente; incontinencia urinaria de urgencia; y disfunción miccional); lesión del tracto urinario detectada perioperatoriamente (vejiga o uréter); otras complicaciones (exposición protésica, definida como malla visible y expuesta en la vagina y dolor pélvico no sexual); y función sexual (dispareunia de novo y puntuación de la función sexual basada en un cuestionario validado). BENEFICIOS, RIESGOS Y COSTOS: Esta guía beneficiará a los pacientes que buscan la corrección quirúrgica del prolapso genital apical al mejorar la orientación sobre las opciones de tratamiento quirúrgico y los posibles resultados clínicos. La directriz también beneficiará a los proveedores de servicios quirúrgicos al mejorar su conocimiento de los distintos métodos quirúrgicos. Los datos presentados podrían utilizarse para desarrollar marcos y herramientas para la toma de decisiones compartida. DATOS DE LA BÚSQUEDA: Se realizaron búsquedas en las bases de datos Medline, Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) y Embase de artículos publicados entre 2002 y 2019. Los términos de búsqueda fueron amplios e incluyeron procedimientos de corrección del prolapso genital apical, enfoques y complicaciones. Se excluyeron las reconstrucciones con malla transvaginal y los estudios que comparaban procedimientos sin suspensión apical. Se incluyeron ensayos clínicos aleatorios y estudios comparativos prospectivos o retrospectivos. La búsqueda se limitó a los artículos publicados en inglés o francés cuyo texto completo estuviera disponible. A continuación, se realizó una revisión sistemática de los artículos con un metaanálisis. MÉTODOS DE VALIDACIÓN: Los autores evaluaron la calidad de la evidencia y la fuerza de las recomendaciones utilizando el marco metodológico GRADE para la valoración, el desarrollo y la evaluación. Véase el Apéndice A en línea (Tabla A1 para las definiciones y Tabla A2 para la interpretación de las recomendaciones fuertes y débiles).

Profesionales a los que va dirigido: ginecólogos, urólogos, uroginecólogos y otros profesionales de la salud que evalúan, aconsejan y atienden a mujeres con prolapso genital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *