Guía de compra¿Cómo elegir tu nueva lavadora?

, Author

A la hora de elegir tu nueva lavadora, debes hacerte las siguientes preguntas: ¿Qué tipo de lavadora elegir? ¿Cuál es la capacidad del tambor? ¿Qué significa la velocidad de centrifugado y qué significa la clase energética asociada a cada lavadora? Te ayudamos a conocer las características de las lavadoras, para que elijas el modelo que mejor se adapte a tus expectativas.

¿Qué tipo de carga?

¿Apertura frontal o superior? La elección del método de carga de la ropa vendrá determinada por el espacio del que disponga y la cantidad de ropa que tenga que lavar. Los dos tipos de lavadoras no ofrecen las mismas prestaciones:

– Los modelos frontales (de ojo de buey) suelen ser más anchos y menos profundos que los de apertura superior. Esto hace que sean fáciles de encajar en una cocina. Su estructura permite incluso colocar una secadora encima, ideal para optimizar el espacio. Una lavadora de ojo de buey también tiene una mayor capacidad de carga (+ 10 kg).

– La lavadora de apertura superior (Top) se puede colocar en cualquier lugar gracias a sus dimensiones más estrechas, ideal para hogares pequeños. El tambor también es más accesible que en el modelo de ojo de buey. Inconveniente: su capacidad rara vez supera los 5 kg.

– La lavadora-secadora combina las funciones de una lavadora y una secadora en un solo aparato. Este tipo de electrodomésticos se sitúan en un extremo superior de la gama, dada la multitud de opciones que ofrecen.candy

¿Qué capacidad de batería?

¿Soltero o pareja, con o sin niño(s)? La capacidad del tambor está relacionada con su estructura familiar, con modelos que van desde 3 hasta más de 10 kg. Así, una persona sola necesitará una capacidad inferior a 4 kg, mientras que la de una pareja con tres hijos puede superar los 6 kg.

¿Qué velocidad de centrifugado? Si tiene una secadora, una velocidad de centrifugado de 800 rpm es suficiente. Si no tiene secadora, debe utilizar una lavadora con al menos 1.000 rpm. Consecuencia de una alta velocidad de centrifugado: menos tiempo de centrifugado, lo que se traduce en un menor consumo energético.

Las lavadoras ofrecen dos tipos de centrifugado:

– El sistema fijo no permite modular la velocidad de centrifugado, que es la misma, independientemente del programa seleccionado. Se encuentra principalmente en los modelos básicos. Algunos, sin embargo, ofrecen diferentes velocidades de centrifugado fijas.

– El sistema de centrifugado variable te da total latitud para modular la velocidad según el tipo de ropa a lavar y su material.

¿Qué clase de energía?

Implantada por la Unión Europea, la etiqueta energética pretende clasificar los electrodomésticos a través de 6 pictogramas que indican:

– consumo de energía (consumo de agua y consumo de electricidad);

– capacidad del tambor (capacidad nominal en kg);

– calidad de centrifugado (velocidad de centrifugado en rpm);

– niveles de ruido (lavado y centrifugado – en decibelios)

Cada criterio se evalúa según una escala que consta de 7 clases que van de la A+++ a la D. La letra A+++ designa un nivel «Óptimo» y la D «Muy bajo».

¿Qué programas de lavado?

Además del programa estándar de algodón, las lavadoras compiten ferozmente por los distintos programas especiales (hasta quince). En función del tipo de ropa (sintética, lana, nórdica, camisas, seda), pero también en torno a otros muchos criterios (desarrugado, aclarado, silencioso, económico, exprés)… Los fabricantes compiten en ingenio para ofrecer los programas más adecuados al estilo de vida de cada persona, siguiendo el ejemplo del líder Whirlpool o del aspirante Beko. LG y Samsung se atreven incluso con las lavadoras conectadas, con la posibilidad de controlar sus electrodomésticos a través de una app móvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *