hnpcc-lynch

, Author

Pr Christophe Cellier Endoscopia Digestiva, Hospital Europeo Georges Pompidou , París (París, octubre de 2009)

El síndrome de NHPCC y/o el síndrome de Lynch se asocian a un mayor riesgo de cáncer del tubo digestivo. El principal riesgo se refiere al riesgo de aparición de cáncer colorrectal en más del 50% de los casos a partir de los 20 años. Otros riesgos de tumores digestivos son el cáncer gástrico y el de intestino delgado.

El manejo mejor evaluado es el de la prevención y el seguimiento del riesgo de cáncer colorrectal. Actualmente se están desarrollando nuevas técnicas para la exploración del colon, como la colonoscopia virtual por TC o la videocápsula colónica. Estas técnicas están en evaluación y no deben ofrecerse a los pacientes con síndrome HNPCC.

Actualmente la colonoscopia óptica con colonoscopio de alta definición debe realizarse a partir de los 20 años. Esta colonoscopia debe combinarse con la cromoendoscopia con índigo carmín (tinción de la superficie para mejorar la detección de las anomalías del relieve). Esta técnica de cromoendoscopia con índigo carmín aumenta significativamente la detección de los adenomas colónicos que preceden a la aparición del cáncer colorrectal en casi un 100%, como demostramos en un estudio multicéntrico francés completado en 2008.

La tinción virtual (NBI o FICE) no ha mostrado un beneficio claro en la mejora de la detección de pólipos adenomatosos en pacientes con síndrome HNPCC. La colonoscopia debe realizarse cada dos años, reduciéndose el intervalo a un año si se extirpa un pólipo. Esta estrategia previene la aparición del cáncer colorrectal de forma muy significativa.

El cribado de otras localizaciones tumorales está menos codificado. Para el estómago, se recomienda realizar una endoscopia digestiva alta con biopsia gástrica para buscar la infección por helicobacter pylori (un germen que favorece el cáncer) en la primera colonoscopia. Actualmente no hay consenso sobre la conveniencia de la vigilancia sistemática posterior, especialmente en ausencia de antecedentes familiares de cáncer gástrico. Sin embargo, esta estrategia de vigilancia merecería ser reevaluada en seguimientos más amplios.

En cuanto al riesgo de intestino delgado, aunque es menor, merece ser tenido en cuenta. Actualmente no hay consenso sobre las modalidades y la periodicidad o el tipo de monitorización del intestino delgado. En la actualidad se dispone de nuevas herramientas como el enteroscan, la entero-RM y, sobre todo, la videocápsula endoscópica que permite la visualización de todo el intestino delgado. Este último método ha demostrado ser superior al enteroscanner para la detección de lesiones adenomatosas o cancerosas del intestino delgado en un estudio francés de la Sociedad Francesa de Endoscopia Digestiva. De nuevo en esta indicación se necesitan más estudios y seguimiento para concretar mejor las modalidades de monitorización.

En conclusión, disponemos de nuevas herramientas para monitorizar y prevenir mejor el riesgo de cáncer en pacientes con predisposición genética de HNPCC o síndrome de Lynch.

Aunque las modalidades de vigilancia del colon están relativamente bien codificadas, quedan muchas preguntas sobre las modalidades y el tipo de vigilancia del estómago y del intestino delgado.
Esto requerirá estudios sobre un mayor número de pacientes con cohortes que se beneficien de un seguimiento homogéneo y que sean evaluados prospectivamente.

En este sentido, se ha creado un centro piloto multisituado en el seno de la AP-HP
que incluye los servicios de gastroenterología
del Hôpital Cochin,
Hospital Européen Georges Pompidou, y
Hospital Saint Antoine
para el tratamiento multidisciplinar de los individuos con predisposición hereditaria al cáncer colorrectal.

Este proyecto, que está previsto que dure al menos tres años y que cuenta con el apoyo del Instituto Nacional del Cáncer, debería permitir resolver ciertas cuestiones y optimizar el seguimiento y la gestión de las personas predispuestas al HNPCC/Síndrome de Lynch
Pr Christophe Cellier – Octubre 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *