Los empleados del Centro de Convalecencia Concorde quieren tranquilizar

, Author

Reconociendo que el modelo de hospital en hotel no es «perfecto», un grupo de 23 empleados del Centro de Convalecencia Concorde (CDC) han salido a la luz pública para asegurar que el centro permite una atención segura.

– Lea también: COVID-19: dolorosas condiciones en el Centro de Convalecencia de la Concordia

El pasado miércoles, El Diario retransmitió las denuncias del personal asistencial del Centro de Convalecencia dedicado a COVID-19 en la Grande Allée.

Los empleados desplazados denunciaban las condiciones que les exponen a un alto riesgo de contaminación, así como la sobrecarga de trabajo que sume a muchos pacientes en condiciones inhumanas.

En una carta entregada el viernes por el CIUSSS al Diario, 23 empleados, enfermeros especializados, farmacéuticos y médicos, dicen observar «equipos dedicados y pacientes bien tratados a pesar del contexto tan particular.»

Repercusiones, dicen

Los firmantes de la carta temen que se produzcan repercusiones negativas en las familias de los pacientes alojados en el centro de convalecencia. Las familias podrían preocuparse «innecesariamente» por la atención prestada, dicen.

«También lamentamos el posible impacto en la carga de trabajo y la moral del personal que ya está trabajando duro allí», dice también la carta.

Se adaptan constantemente

El personal revela que se enfrenta a una multitud de problemas a los que el personal se adapta continuamente.

Entre los problemas, la carta menciona la constante llegada de nuevo personal como refuerzo, el ingreso simultáneo de varios usuarios tras un brote, las emociones vividas durante las muertes causadas por el COVID-19.

«Desde el principio, la seguridad y la calidad de nuestra atención han sido nuestras principales prioridades. Hoy afirmamos nuestra confianza en el modelo de Centro de Convalecencia y saludamos el trabajo de todos y la colaboración de los equipos», dijeron los firmantes.

El Centro de Convalecencia de la Grande Allée se inauguró el 16 de abril de 2020, para las personas con COVID-19 o sospecha de COVID-19 que no pueden aislarse en su entorno vital.

El Centro reanudó sus actividades el pasado mes de octubre, con la llegada de la segunda oleada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *