Peanchis y maíz, principales causas de la deforestación en el suroeste de Madagascar?

, Author

Madagascar es conocido por su rara y amenazada biodiversidad, entre otras cosas por la deforestación que alcanza altas tasas. La deforestación en el ecosistema único de bosque seco del oeste de Madagascar es aún mayor que en el resto del país, con una pérdida de más del 2% de la cubierta cada año.

En el marco de dos proyectos desarrollados en colaboración con Nitidæ (Mikea y BiosceneMada), en 2016 se llevaron a cabo dos misiones en el Parque Nacional de Mikea, el Área Protegida de Menabe y el Parque Nacional de Kirindy-Mite para comprender los factores particulares que explican la deforestación en estas zonas. Los mismos resultados se observaron y fueron objeto de una publicación disponible en preimpresión al final de la página.

Principales causas de la deforestación en el oeste de Madagascar. a-a’: agricultura de tala y quema («hatsake») para el cultivo del cacahuete. Los cacahuetes (a’) se cultivan como cultivo comercial. La mayor parte de la producción se destina al mercado nacional. b-b’: Agricultura de tala y quema de maíz. El maíz (b’) se cultiva para el autoconsumo y como cultivo comercial. La producción de maíz se destina al mercado interno y se utiliza sobre todo para la alimentación del ganado. c-c’: Ciclón seguido de incendios incontrolados. El ciclón «Fanele» (2009) provocó la mortalidad de los árboles y la acumulación de leña en el suelo. Como resultado, los incendios incontrolados en los pastos cercanos (c’) se extendieron a grandes áreas de bosque después de 2009. d-d’: Tala ilegal. La madera se utiliza para la construcción de casas y zanjas

Como suele ocurrir con la agricultura de tala y quema. Sin embargo, aquí se practica para abastecer el mercado nacional de maíz (principalmente para el ganado) y el mercado asiático de cacahuetes. La segunda causa son los incendios forestales incontrolados, provocados para ganar terreno en el bosque para la ganadería o la agricultura y acentuados por la degradación de los bosques debido a la tala ilegal de maderas preciosas (al amparo de algunas autoridades) o a los daños provocados por los frecuentes ciclones en la zona (daños acentuados por la degradación de los bosques).

Deforestación histórica en el periodo 2000-2010-2017 en las tres zonas de estudio. Las líneas discontinuas en b) y c) muestran las trayectorias de los ciclones «Fanele» (enero de 2009) y «Haruna» (febrero de 2013), respectivamente (fuente: JTWC, https://www.metoc.navy.mil/jtwc). verde: cobertura forestal en 2017, naranja: deforestación 2000-2010, rojo: deforestación 2010-2017 (Vieilledent et al., 2018). En las zonas estudiadas, las principales causas de la deforestación son (A) la agricultura de tala y quema («hatsake») para los cultivos de maíz y cacahuetes, (B) los ciclones seguidos de incendios incontrolados, y (C) la tala ilegal

Los frentes de deforestación, a través de la agricultura y los incendios, así como los diversos intermediarios que intervienen a lo largo de las cadenas, estarían generados por una determinada élite local, lo que a veces revela conflictos de intereses. Además, los gestores de las áreas protegidas no disponen de los medios legislativos o financieros para intervenir eficazmente. Para frenar la tasa de deforestación, la gobernanza y la regulación del mercado nacional parecen ser entonces dos palancas importantes.

Este estudio se basa en encuestas realizadas en 2016 a agricultores locales, representantes de fokontany (cantones) y actores medioambientales en las tres zonas de estudio. Los objetivos de estas encuestas eran, por un lado, identificar las causas de la deforestación y, por otro, evaluar la eficacia de las acciones de conservación aplicadas por las organizaciones encargadas de la gestión de las áreas protegidas. La información procedente de las encuestas sobre el terreno se cotejó y complementó con un examen de los informes técnicos sobre los sectores del maíz y el cacahuete en Madagascar y los estudios científicos sobre el proceso de deforestación en el sureste de Madagascar. Los autores también utilizaron el sitio web de FAOSTAT para obtener información sobre la producción nacional de maíz y cacahuetes y el sitio web de UNComtrade para obtener información sobre las exportaciones.

Resumen del artículo:

Madagascar es reconocido tanto por su inigualable biodiversidad como por el alto nivel de amenaza a esa biodiversidad, asociado en particular a la deforestación antropogénica. A pesar de los esfuerzos sostenidos para combatir la pobreza y frenar la deforestación, la cubierta forestal de Madagascar está disminuyendo rápidamente. Para tratar de explicar por qué es tan difícil detener la deforestación en Madagascar, analizamos el reciente proceso de deforestación en el oeste de Madagascar mediante el análisis de imágenes por satélite y estudios de campo. Mostramos que la deforestación ha aumentado de menos del 0,9%/año en el periodo 2000-2010 a más del 2%/año en el periodo 2010-2017. Identificamos dos causas principales de deforestación que no están asociadas a la agricultura de subsistencia: la agricultura de tala y quema para cultivos comerciales (maíz y cacahuetes), y los incendios incontrolados para crear pastos. La producción de maíz se destina principalmente al mercado interno y se utiliza sobre todo para la alimentación del ganado. La producción de cacahuetes está en auge desde 2013 y más de la mitad de esta producción se exporta a países asiáticos. El dinero que ganan los agricultores se invierte principalmente en la adquisición de rebaños de cebúes. El comercio de productos agrícolas beneficia a varios intermediarios, algunos de los cuales tienen responsabilidades políticas, lo que crea conflictos de intereses. Por otro lado, los agentes de las instituciones encargadas de gestionar las zonas protegidas no tienen medios para hacer cumplir las leyes contra la deforestación. A falta de una estrategia eficaz para detener la deforestación, se ha previsto que entre el 38 y el 93% de los bosques presentes en el año 2000 habrán desaparecido en 2050. La pérdida de bosques, además de la pérdida de biodiversidad y de los problemas globales relacionados con el cambio climático, irá en detrimento de la población local. Para frenar la deforestación, la ayuda internacional debe servir para mejorar la gobernanza local para hacer cumplir las leyes medioambientales y se debe presionar a las empresas comerciales para que compren productos agrícolas certificados que no provengan de la deforestación
Vieilledent G., M. Nourtier, C. Grinand, M. Pedrono, A. Clausen, T. Rabetrano, J.-R. Rakotoarijaona, B. Rakotoarivelo, F. A. Rakotomalala, L. Rakotomalala, A. Razafimpahanana, J. M. Ralison y F. Achard. No es sólo la pobreza: el comercio mundial incontrolado y la mala gobernanza son responsables de la incesante deforestación en el oeste de Madagascar. preprint bioRxiv, https://doi.org/10.1101/2020.07.30.229104

>> Descarga el artículo a continuación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *