PMC (Español)

, Author


Aceptación de la atención cardiaca

En la Encuesta Nacional de Médicos de 2007, el 84% de los cardiólogos y el 72% de todos los médicos generales y de familia calificaron el acceso a la atención cardiaca como «bueno», «muy bueno» o «excelente» (Tabla 2). La clasificación fue similar a la del acceso a la atención oncológica. Esta pregunta no se formuló en la ENP de 2004. En respuesta a este hallazgo, en junio de 2008, la Sociedad Cardiovascular Canadiense (CCS) lanzó una encuesta virtual a 529 cardiólogos de adultos para comparar los resultados con el NPS de 2007. La encuesta de la CCS tuvo una tasa de respuesta del 23% (n=120). El 69% de los encuestados calificó el acceso a los servicios cardiovasculares de «bueno», «muy bueno» o «excelente». El 67% de los cardiólogos dio la misma clasificación de acceso a la atención cardiaca en su especialidad.

Tabla 2

Ranking de accesibilidad a lo siguiente para los pacientes: Atención cardiaca

Ranking Encuesta CCS 2008* Sistema Nacional de Salud 2007
Servicios en Salud cardíaca Acceso en su área de especialidad
Cardio Omni y MF
Excelente, muy bueno o bueno, % 69 67 84 72
Moyen à faible, % 37 40 11 19
Ne sait pas, % 1 9

*Cardiólogos clínicos sólo para adultos. Cardio: cardiólogos; CCS: Sociedad Cardiovascular Canadiense; Omni y FP: médicos generales y de familia; NPS: Encuesta Nacional de Médicos

Cuando se preguntó por el número medio de días que esperaba un nuevo paciente que requería atención de urgencia, el tiempo de espera declarado por los cardiólogos en la NPS fue de seis días, lo que está dentro del estándar de una semana (o siete días laborables) establecido por la CCS. El 46% de los especialistas en TCPV informaron de una media de un día o menos, y otro 30% informó de una espera de hasta una semana, cumpliendo la norma máxima de 14 días establecida por el CCS.

Para una consulta electiva con un especialista, casi la mitad (46%) de los cardiólogos informaron de un tiempo medio de espera de más de seis semanas y posiblemente más de seis meses. Este tiempo medio de espera supera la norma máxima de seis semanas recomendada por el CCS.

Las clasificaciones «media» o «baja» más comunes dadas por los cardiólogos en el NPS de 2007 fueron el acceso a camas de cuidados de larga duración (71%), la atención hospitalaria urgente (45%), las camas de cuidados intensivos (44%), los servicios de diagnóstico avanzado (41%) y el acceso del paciente a la atención domiciliaria (41%).

Cuando se les preguntó cuáles eran los principales obstáculos para prestar atención a sus pacientes, el 61% de los cardiólogos y el 75% de los especialistas en CVT seleccionaron la «financiación del sistema», seguida de la «disponibilidad de personal», con el 51% y el 68% de las respuestas, respectivamente. La tercera barrera más importante fue «las demandas externas de tiempo», seleccionada por el 41% de los cardiólogos, y la «burocracia», seleccionada por el 49% de los especialistas en cirugía CVT.

El 76% de los cardiólogos y el 84% de los especialistas en cirugía CVT informan de que su consulta está abierta a todos los nuevos pacientes, pero el 12% de los cardiólogos informan de que está parcial o totalmente cerrada. Mientras que el 16% de los subespecialistas quirúrgicos afirman que su consulta está parcial o totalmente cerrada a nuevos pacientes, sólo el 4% de los especialistas en cirugía CVT dicen lo mismo.

Cuando se les preguntó sobre los acuerdos para la atención de pacientes fuera de horario, el 76% de los cardiólogos dijeron que habían hecho arreglos o dado indicaciones, mientras que el 22% no hizo ninguna de las dos cosas. Estos resultados fueron similares a los de otras áreas de subespecialidad de la medicina interna.

En las Noticias de la Sociedad Cardiovascular Canadiense de noviembre se analizará el perfil de la práctica de los cardiólogos y especialistas en cirugía CVT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *