Teoría de las molestias vecinales anormales y derecho común de la responsabilidad – Perseo

, Author

– 33 –

DERECHO CIVIL

TEORÍA DE LAS INCONVENIENTES VECINALES ANORMALES Y DERECHO COMÚN DE LA RESPONSABILIDAD

Tribunal de Gran Instancia de St Nazaire, 1º en, 29 de marzo de 1982 – DUPONT C/ BERTHEBAUD

EL TRIBUNAL,

…» Considerando que resulta de daa dooumanta pagada a los detectives que daa los esposos BERTUEBAUD hizo levantar la pared medianera que separaba en una longitud de quince mitras su fonda de la de daa los esposos DUPONT ;

Considerando que no se discute por parte de los señores BERTBEBAUD que este recrecimiento, que llevó a este muro a una altura de cuatro mitras, supuso una reducción considerable de la luz solar para el fondo de los señores DUPONT, lo que además fue constatado por un agente judicial;

Que queda por tanto acreditado que esta oonatrucción no sólo provoca una perturbación grave y anormal del disfrute para lea cónyuges DUPONT, moia también un moina-valor no despreciable de su propiedad;

Considerando, por otra parte, que los señores DUPONT aportan la prueba de que nunca dieron su consentimiento al levantamiento de este muro, habiendo realizado el señor DUPONT inmediatamente daa gestiones, primero con el alcalde del municipio» y luego con una asociación de conaammers para conocer sus derechos;

Considerando que el hecho de que los señores DUPONT hayan podido permitir el paso de los albañiles por su propiedad no puede delatar ningún asentimiento por su parte, sobre todo porque de los certificados presentados por los demandados y constatados por los trabajadores se desprende esencialmente que éstos atravesaron la propiedad de los señores DUPONT para evacuar los escombros caídos en el jardín;

Considerando, por último, que el Sr. y la Sra. BESTBEBAUD sostienen que el muro controvertido sólo se levantó para evitar las servidumbres de vista directa que los demandantes habrían creado al levantar un edificio de cinco metros de altura que contiene en su parte superior aberturas daa ;

Pero considerando, en primer lugar, que de las fotografías aportadas a los debates se desprende que dichas aberturas siguen situadas por encima del muro levantado y que, en consecuencia, se mantienen las servidumbres de vistas resultantes;

Y considerando, en segundo lugar, que correspondía a los demandados interponer una acción judicial para que se determinara la legalidad de las aberturas creadas hace unos veinte años por los cónyuges

Y en tercer lugar, que correspondía a los demandantes interponer una acción judicial para que se determinara la legalidad de las aberturas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *