Zermatt

, Author

Situado en el cantón de Valais, Zermatt es un pueblo sin coches (al que sólo se accede en tren) que alberga una de las estaciones de esquí más populares de Suiza y atrae a miles de turistas cada año. Está enclavado en un valle a los pies del Cervino, que ofrece vistas permanentes de los Alpes y es una gran atracción para los montañeros experimentados. En 2015 se celebrará el 150 aniversario de la primera conquista de este pico alpino. Esta ascensión fue la culminación de la conquista de los Alpes, cuyos últimos mil metros aún no habían sido escalados. Por ello, la estación ofrecerá festividades durante todo el año y se esperan muchos eventos especiales.

El dominio esquiable es uno de los más grandes de los Alpes. Debido a la constante cobertura de nieve, la estación está abierta todo el año. Sin embargo, los aficionados a los deportes de invierno, tanto amateurs como profesionales, encontrarán un mayor número de pistas nevadas en invierno, y esto, para todos los niveles: podrán disfrutar de 54 instalaciones repartidas en unos 360 km de pistas a una altitud que oscila entre los 1.620 m de la parte inferior de las pistas y los 3.883 m de la parte superior. Una de las particularidades de las pistas de la estación es que se puede cruzar libremente las pistas de esquí y snowboard entre Suiza e Italia, ya que Zermatt es un pueblo fronterizo con Italia. Por la misma razón, Zermatt está vinculada a las estaciones italianas de Cervinia y Valtournenche. Por tanto, toda la zona abarca las dos vertientes alpinas, una en Italia y otra en Suiza.

Dada la cantidad de actividades que se ofrecen en Zermatt, realmente hay algo para todos. Por ejemplo, los más madrugadores pueden aprovechar la «Primera Pista», es decir, ser los primeros en tomar ciertas pistas en la nieve que aún está sin pisar. Otra opción es el «Matterhorn Ski Safari», un safari que permite ver toda la zona en un día. El safari está planificado a lo largo de varios miles de metros de verticalidad, para que no se tomen las mismas pistas o telecabinas una sola vez durante el día.

Además, cabe destacar que la estación ofrece una gama de forfaits para quienes planean visitarla a menudo durante el invierno: forfaits de día completo o de medio día, forfaits entre semana, de fin de semana o de temporada; forfaits para niños, estudiantes, adultos o mayores. Hay para todos los gustos.

Se puede acceder a otros deportes de invierno, como el patinaje, las raquetas de nieve, el hockey sobre hielo, los trineos, el senderismo invernal, sin olvidar el heliesquí, el heliabordaje, el freeride y el curling.

Para los menos deportistas, una visita al pueblo iglú o al palacio de hielo será de lo más gratificante. A esta última se puede acceder en ascensores desde la estación del Cervino. En caso de que el tiempo sea sombrío, el Museo Matterhorn representa una alternativa nada desdeñable que te llevará a un viaje virtual en el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *